martes, 21 de julio de 2015

Voix Vives (Sète)

Este verano saco nuevamente el tambor para anunciar el Voix Vives, pero en este ocasión me refiero al Voix Vives francés, al que sirve de madre y origen y modelo para el que organizamos en Toledo.  Voy a Sète como invitada al festival, y en fin, he comenzado a hacer la maleta con un neceser que no se cierra, no sé cómo acabará esta batalla de cremalleras. Podéis ver la programación a través del enlace que hay en la foto. Volveré.

https://www.voixvivesmediterranee.com/fr/Publications/Programmes_du_festival.php

domingo, 19 de julio de 2015

Segunda residencia


Hay quien tiene un apartamento en la playa.
Hay quien tiene una casa en el campo.
Yo tengo una hoja en el río



y no en la superficie.

viernes, 10 de julio de 2015

Contundentes






Todo iba bien hasta el momento
en que recordamos que éramos actores amnésicos  
y comenzamos a inventarnos diálogos absurdos
basados en un continuo titubeo
provocando un alud de objetos contundentes
entre los cuales destacó 
una butaca.
A nosotros tampoco nos gustó la función,
con lo bonito que era el escenario...
La noche estaba fuera del teatro,
lo de dentro era
simple oscuridad.
Las farolas sí recitaban su papel de memoria
con claro y alto voltaje: tras la ventana
que abrimos sobre unos lápices
ensayamos un descanso inimitable.

miércoles, 1 de julio de 2015

Responde bien



Di qué es lo que más quieres
en este mundo,
no respondas mal
como las otras veces,
piénsatelo bien,
me dijeron,
y descarté a los seres humanos
y descarté la riqueza de cualquier tipo
y descarté las virtudes supremas.
Agua, contesté
(mi palabra ahogada).

lunes, 22 de junio de 2015

Nueve


El bar, los camareros, el loro que silba en gris, pertenecen a la mañana recién nacida, pero algunos sonámbulos traen los zapatos y la oratoria manchados con restos de la noche anterior. Por ejemplo los dos que discuten al final de la barra: uno con la camisa abierta mostrando una medalla peluda, y  el otro con traje y sombrero; uno ultrajando pasos de tango y el otro juntando las manos para rezar, y ninguno de los dos es sincero. Se venden cupones, sueños, churros, parcelas en Marte, y una bayeta acicala ídolos de acero y cristal, y un periódico quiere compartir desde la verdad hasta la mentira aguardando a sus víctimas doblado y aparentemente distraído, expandiéndose cuando una anciana marrón y tachada lo coge para leer esquelas con las uñas. Dice la radio que un hombre ha matado a su mujer y después se ha ido a ver un partido de fútbol. Nada es fácil de entender si nada tiene que entenderse. 

De Veintiún bisontes