viernes, 14 de septiembre de 2012

Ovillo color




A preguntas tales como cuál es mi opinión
sobre el estado actual de las letras,
respondo con una sola palabra:
escritas.
Si se piensa que lo que acabo de decir
es un hilo del que se puede tirar,
se entresacará un ovillo laberíntico
del que no puedo disertar, pues mis frases
corren y tropiezan con mi voz
y no tengo agujas.
Estoy harta de repetirlo: este hilo no es fónico:
es algo material que sólo logra desenredarse
sobre un telar de papel y con puntadas de tinta;
necesito volverme invisible para versar sobre colores,
para tomarlos prestados todos y devolverlos, más tarde,
aunque cambiados de sitio.


8 comentarios:

  1. Muy bien expresado sobre lo qué es escribir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me cuesta menos escribirlo que expresarlo a viva voz. Un beso, Ohma.

    ResponderEliminar
  3. Desovillados como estamos, te seguimos el hilo. Te tomamos prestada, te devolvemos, te cambiamos de sitio. No te olvidamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco os olvido, Auralaria, vuestra manera de tejer la voz y la emoción.
      Abrazo y abrazo.

      Eliminar
  4. Hablar tejiendo letras para formar palabras con hilos de colores y ovillos enredados...¡me gustaaaaa! Un abrazo...Guaci.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Augusta! Habiendo luz, siempre hay labores.

      Eliminar
  5. Un ovillo laberíntico, de colores, y una mano transparente que es la tuva, versando esta reflexión.
    Es todo un placer poder leerte un poquito, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mensaje tampoco lo había leído. No sé dónde tengo la cabeza y, lo que es peor, dónde tengo los ojos.
      Luis, gracias de nuevo, es bueno saber que andas por aquí.

      Eliminar