miércoles, 17 de abril de 2013

Tantas casas





Afortunadamente, solo las personas vivimos en casas,
porque si los animales también tuvieran casas y no madrigueras o nidos,
y los insectos tuvieran también casas y no huecos milimétricos o instantes,
y los árboles también tuvieran casas y no exactos contornos,
no habría sitio en el mundo para nadar ni para el agua
y habría que incluso sacar a los peces del mar y de los ríos
y meterlos en las casas para que no se mueran sin agua
y regarlos, y regarlos, y regar a los peces para que no se mueran.

De Zaquizamí

4 comentarios:

  1. Jajaja Qué absurdos somos, verdad?

    ResponderEliminar
  2. Y podríamos serlo más, sólo que nos contenemos (en peceras).

    Un abrazo, Nuria.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón, nos contenemos a no ser mas absurdos en ese aspecto

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Y en muchos otros. Lo absurdo no se puede subestimar nunca.

    Saludos, Felipe.

    ResponderEliminar