viernes, 29 de marzo de 2013

Hierve


Del descanso al aburrimiento sólo hay un paso. De un extremo al extremo contrario sólo hay un paso. No me fío de la lluvia que no se escucha. Pensar diferente no es original: todo el mundo lo hace. Un sí o un no pueden dar lugar a malentendidos; el silencio siempre quiere decir lo mismo. Soy una incondicional del paréntesis –porque abriga– y del punto y coma –porque ni es punto ni es coma–. Me da tanto asco la política y, en sí, el panorama actual, que ni siquiera me alivia decir que me da asco. Todo está contaminado, no hay nada puro. Me he encontrado una pistola y un ataúd (prefiero no indagar posibles conexiones). En qué pozo, sino en mi cabeza, podría ordenar tantas frases recién dichas y recién calladas. Estoy obsesionada pero no sé con qué. Creo que la ensalada ya está lista, hierve.

6 comentarios:

  1. Vaya, menudo chorro de frases...Tienen su punto de acidez, pero eso le va bien a la ensalada. Leerlas desahoga...

    ResponderEliminar
  2. celebremos ese "sólo paso"... quizás sea el que haga la diferencia e impida que todo esté "contaminado"...

    me encantó tu escrito! un cariño,

    ResponderEliminar
  3. Curiosas reflexiones, todas ellas. Aunque difiero en una: si no hubiera nada puro tampoco habría nada impuro. Sólo hay que rascar un poco :) Por ejemplo: este abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta escribir frente a la pantalla en blanco, yo soy de cuaderno y rincón. Tanto vacío cuadrado (el monitor) me desordena, y luego sale todo como sale. Pero alivia.

    La ensalada dulce también lleva vinagre, un paso cambia el camino, y lo puro... suena demasiado bien.

    Abrazos y gracias a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Pues alivia tanto y menos, como aquél que corre por correr, como un puro para no fumadores, escribir con la punta de los dedos y dejar secar la tinta en el tintero de algún cajón o estante amado.

    ResponderEliminar
  6. Cierto. Lo importante es sacar, del modo que sea, aquello que pesa pero que no tiene sustancia, lo nocivo. Menos mal que nos quedan las palabras (para lo bueno y para lo malo).

    Saludos!

    ResponderEliminar