martes, 5 de abril de 2016

El interés

Dicen que la gente joven no se preocupa por las cosas, pero en la madurez afectan menos todavía. En la vejez el desinterés se vuelve crónico. Sólo en la infancia importan las cosas y se les adjudica su verdadera magia. Pero entonces llega el tiempo y lo jode todo.


5 comentarios:

  1. Hola, Sandra. Muchísimas gracias por dejarme tus comentarios, así me abrigas el blog :)

    ResponderEliminar
  2. Buuuff...!!! Me ha encantado chica. Directo a las entrañas. Bravo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado :) ¡Gracias!

      Eliminar