domingo, 13 de junio de 2021

En Zenda Libros - Versátiles

 

Algunos poemas de Novedades: ayer en la sección Versátiles dentro de Zenda Libros, de la mano de Juan Domingo Aguilar. Grazzie mile. 

viernes, 14 de mayo de 2021

Militancia poética

Gracias a Militancia Poética, estoy por ahí en medio del campo por la ribera del Guadiana,  a una latitud de dieciséis pasos al este dados con una mano de cada color.
Un placer estar por donde los árboles y un placer estar por donde Militancia Poética.




miércoles, 12 de mayo de 2021

La poesía y su poder transformador: "tendiendo puentes sobre el Mediterráneo"

 Ese es el título del curso de verano que organiza Voix Vives para los días 8 y 9 de septiembre, unos días después de la celebración de la VIII edición del Festival. Toda la información sobre contenidos, objetivos, intervinientes, requisitos, horarios, inscripción, etc. así como sobre los recitales abiertos al público, sí, efectivamente, no podía ser de otro modo, aquí

Lo viejoven, el tiempo y la caída de la tarde

Viejovenistas en toda regla (Ana Patricia Moya y Manuel Guerrero) han lanzado una convocatoria para publicar una segunda antología con Versátiles, donde también tiene mucho que ver Odisea Cultural. La primera fue todo un éxito. La segunda va camino de convertirse en un clásico, y eso que todavía no existe. Podéis presentaros hasta finales de junio, o sea que hay tiempo. Si queréis saber más, podéis ver las bases de la convocatoria ni más ni menos que aquí. 

jueves, 8 de abril de 2021

Tocar arcilla al fondo - José García Obrero


Según el Sistema Unificado de Clasificación de Suelos, el símbolo de la arcilla se compone de las letras C y L (como el cloro en la tabla de los elementos), letras que se refieren a la baja plasticidad de esta roca (excepto cuando se mezcla con el agua, claro). La arcilla endurecida mediante la acción del fuego fue la primera cerámica elaborada por el ser humano. Solemos imaginar la arcilla de un color rojizo y desconocemos u olvidamos que la arcilla también puede ser blanca, color que demuestra que es pura. Este es el dato “técnico”, por así decirlo, que quería incluir como introducción antes de comenzar a hablar del libro en sí, y se lo debemos a, tachán tachán, la Wikipedia.

 Tocar arcilla al fondo, de José García Obrero (Ediciones La Isla de Siltolá, 2021), es un poemario sumamente personal que describe un recorrido ya iniciado antes del libro y sin un final previsible. En conjunto estamos ante una sucesión de preguntas que no siempre tienen respuesta ni en estas páginas ni fuera de ellas, y que son lanzadas a lo largo de un camino de tierra (o mejor dicho de arcilla) como quien echa pájaros a volar. Transita por todo el libro el aura del extranjero que es consciente de estar en otro plano y que hay momentos en que incluso llega a disfrutarlo. También por todo el libro corretea el tiempo, o un perro, a la vez que se respira intensamente lo mineral.

Tocar arcilla al fondo se divide en cuatro partes, que son: Flor, Sed, Ceniza y Sombra. Vamos allá.


     Flor: “Todo se originó un verano” es el primer verso del primer poema, “Anunciación”, y ya nos está ubicando en un punto de partida no se sabe si remoto. Esta parte está repleta de siestas cristalinas, el murmullo del mar, ciertas estampas que además de ver se pueden tocar, témperas… como si los recuerdos de la infancia que más pesan transcurrieran en verano, y como si la madurez atisbada entonces fuera un trigal a lo lejos. “No hay exilio más cruel que echar raíces”, apunta José García Obrero en “El otro”, considerando que estar lejos del mar pudiera ser un tipo de exilio.

Sed: Antes de la sed está el agua, tanto dentro del libro como fuera de él. Leer en estas páginas sobre la sed no da más sed, da más luz. Dice el autor en “Agua”: “Cierra el balcón para escuchar adentro / cómo una gota cae / y se desborda el mundo”. Recientemente ha expresado en una entrevista que aunque continúe en su línea poética, procura, abro comillas, “situarse en otro lugar para iluminar nuevos estratos, porque de lo contrario estaría centrifugando poemas y no escribiéndolos”. Pero ubicarse en ese otro lugar para ver mejor implica conocer bien el terreno en el que se mueve, luego en poesía, sin lugar a dudas, José García Obrero es autóctono.

Ceniza: Se trata de la parte más diversa y al mismo tiempo más misteriosa (al menos para mí), donde se respira cierto ambiente bíblico e incluso mesiánico (reflejado en poemas como “La zarza”, “Tentación”, “Cuaresma”…). Dice el poeta en “El Arca”: “Lo efímero se queda para siempre (en las montañas, la nieve lo confirma)”. Este verso constituye un poema en sí.

Sombra: Creo que es una parte clarividente a pesar de su título y que abrocha magistralmente el libro. Si el camino al que me refería al principio se dirige hacia abajo, hacia el fondo, es porque si José García Obrero es capaz de traspasarlo (y lo ha hecho), se diluirá la oscuridad, se desintegrará bajo sus pies con sus zapatos nuevos. De hecho, así lo demuestra el último poema, “Peregrinos”, cuyo concepto en sí implica movimiento. Dice en “Sombras” lo siguiente: “La sombra blanca se traduce en penumbra”, y confirma que el resultado de blanco más blanco puede ser gris. Y de paso, y para completar el sondeo que estoy realizando sobre poetas y colores, apunto por aquí que su color preferido es el azul.

 

Aunque he sentido cada parte como un momento del día (Flor la mañana, Sed el mediodía, Ceniza la tarde y sus nubes, Sombra la noche), es obvio que en realidad cada una representa un momento de la vida de José García Obrero. Porque aquí aparecen retratadas la infancia, la adolescencia y la madurez (a la vejez no hemos llegado todavía pero ya sospechamos lo que se nos avecina). Personalmente y no como poeta sino como lectora, quería destacar y hasta agradecer: 1. Que no aparezca en todo el libro la palabra “habitar” (no sé qué pasa últimamente con los poetas, que parece que no viven, que habitan). 2. Que no haya peces, también excesivamente frecuentes en lo poético. 3. Que aparezca pocas veces el color azul (el azul, casi siempre es un verde ilusionista sacando a bailar a un amarillo descalzo). Conste que esta que suscribe ha hecho uso de los tres, aunque hace todo lo posible por evitarlos (en serio). Y con esto termino, no sin formular un deseo: que tocar fondo arcilloso equivalga a coger un bonito impulso aerodinámico.

 

lunes, 1 de febrero de 2021

La manzana poética

 




Podéis pedirlos en lamanzana@lamanzanapoetica.es 

Parece que fue mañana


Un nuevo año y la sombra engaña. No se corresponde con lo que la proyecta. 
Pero es lo que se ve: troncos y ramas desnudas. Las hojas aguardan tras la esquina. 
Ya llegará su momento, que tampoco es este.

 

lunes, 21 de diciembre de 2020

En Trasdemar

Podéis leer algunos poemas de Novedades: ayer en Trasdemar, aquí, en este enlace, así es, vaya

domingo, 6 de diciembre de 2020

Premio de poesía Luis Feria

Fue hace más o menos un mes cuando me notificaron que había ganado el XXII Premio Internacional de poesía Luis Feria. El tiempo es un concepto difícil de digerir cuando se es tardía. Estoy contenta y tengo los pies fríos. Voy a encender la estufa. Ya. Dejo uno de los poemas que componen el poemario ganador y que será publicado más adelante. Hoy es domingo.


Punto en ciclogénesis


O como si siempre estuviera a punto de irme

y fuera, habitación por habitación,

bajando persianas,

echándoles a mis plantas más agua

de la que les basta para morir.

Me esfuerzo por comprender

a la gente que vive en ciertos sitios.

Sin embargo entiendo fácilmente

al pájaro que abandona la bandada

para volar, solo, entre los árboles.

Qué azul, qué azul, qué azul tan cielo…


lunes, 30 de noviembre de 2020

Miércoles 2 en Cosmopoética

 

Pantallazo al canto del acto en el que intervengo el miércoles 2, junto con Maribel Andrés Llamero. En directo, para quienes estén por Córdoba, a las 11 de la mañana. En streaming, para el resto del mundo (incluido Kuala Lumpur), a las 19:00 en el canal de Cosmopoética en youtube.



domingo, 29 de noviembre de 2020

El ruiseñor de Keats

En la sección El ruiseñor de Keats, coordinada por Antonio Agudelo dentro del espacio Hilda Difusión, aparecen algunos poemas de Novedades: ayer.



martes, 24 de noviembre de 2020

Luis Rallo, Cosmopoética y el sol

A través de este enlace podéis escuchar algunos poemas en boca de Luis Rallo, gran persona y gran actor. Por gentileza de Cosmopoética. 

sábado, 21 de noviembre de 2020

En Cosmopoética

Estaré en Cosmopoética el miércoles 2 por la mañana, y en streaming (por las circunstancias) a las 7 de la tarde. Todavía no ha llegado ese día y ya tengo esta postal como maravilloso recuerdo.